Carta para un padre

Es importante para mí compartir contigo todo el amor que tengo guardado en el corazón y que te pertenece. Eres mi verdadero padre, aquel que me enseñó a transitar el difícil camino de la vida, quien me mostró los colores del arcoíris cuando brillan en el cielo.

Entre tantas cosas que contigo he aprendido me enseñaste a ser sincero, humilde y valiente. Cada vez que pienso en ti te recuerdo como el padre amable, el amoroso que siempre me cuidó y me mostró que se debe ser fuerte en todo momento, que los problemas no desaparecen y las mentiras no sirven para nada.

Carta para un padre

Querido padre, quiero agradecerte por cada cosa que aprendí como tu hijo y no quisiera haber nacido de alguien más. Llevaré a lo largo de mi adultez tu recuerdo bien latente para que nunca te apartes de mi lado aunque ya no vivamos en la misma casa. Te quiero desde siempre y hasta siempre, no dejo pasar esta oportunidad para decirte lo que siento, así como para desearte el mejor día del padre; lleno de amor en familia, alegría, momentos divertidos y muchas experiencias que vivimos juntos para recordar y atesorar dentro de nuestros corazones como padre e hijo que somos.